GRANDES DE LA MÚSICA CONTRA YOUTUBE

Taylor Swift, U2, Paul McCartney, Kings of Leon y más de 180 cantantes y compositores se unieron a discográficas como Universal Music, Warner Music y Sony Music para criticar a YouTube alegando que “amenaza la viabilidad de los compositores y artistas para sobrevivir“.

La polémica se desató desde la semana pasada por declaraciones de Trent Reznor, fundador y líder de la banda Nine Inch Nails, quien aseguró que YouTube “está construido sobre los cimientos de contenido gratuito y robado y así es como llegaron a ser tan grandes“.

Los artistas se organizaron a fin de enviar una carta la Congreso de los Estados Unidos para pedir que se modifique la Digital Millenium Copyright Act (DMCA), la ley de copyright que regula el contenido en línea y que está dirigida para la mayoría de los servicios ya que estos son originarios de la nación norteamericana.

Según explican, YouTube no les da suficiente dinero por el uso de su música, y no les da una opción real acerca de cómo se utiliza su música. YouTube por su parte alega que genera miles de millones de dólares para la industria de la música, y que ha creado sofisticadas herramientas que hacen que sea fácil para los dueños de este contenido controlar sus obras.

Según recogió el medio Re/Code, el creador de la carta, Irving Azoff, explica que en caso de que YouTube no reforme la DMC a corto plazo y no le da a los músicos las concesiones que desean, las empresas se llevarán su música fuera de la plataforma.

“Si [tú] eres uno de los grandes sellos y continúas haciendo negocios con YouTube de la forma actual eso es una mala señal para todas las personas que firmaron la carta”.

Los organizadores de esta protesta contrataron además distintos anuncios en varias de las publicaciones impresas más importantes de Washington DC para ejercer mayor presión.

Desde Billboard explican que en el texto definitivo se señala cómo la DMCA “ha permitido a las principales empresas tecnológicas crecer y generar grandes beneficios al permitir que los consumidores lleven en su bolsillo, a través de su teléfono inteligente, casi todas las canciones que se han grabado en la historia, mientras que las ganancias de compositores y artistas siguen disminuyendo“.

Este reclamo se suscita en el marco de una renegociación de contrato con YouTube por parte de grandes sellos; desde YouTube afirman que incluso el de Universal Music Group ya ha expirado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *